Domingo 10 de Diciembre de 2017
Vocación de ser libre.

Dentro de dos leyes fundamentales del ser humano se realizan las experiencias de la personalidad.
La Ley de predestinación.
La Ley del libre albedrío.
Tanto los filósofos como los teólogos han discutido a través de la historia, alrededor de los problemas del hombre y su libertad.
Tradicionalmente la simbología ha fijado en leyendas, mitos, relatos, las poderosas fuerzas o arquetipos del destino y libre albedrío, y las actitudes básicas del hombre de “sumisión o rebeldía”.
La solución de esta antonomía predestinación-libre albedrío, sólo tiene expresión real a través de un nuevo estado de conciencia-voluntad.
Esta conciencia del ser surge cuando la línea del destino personal se cruza, por decirlo de alguna manera, con la línea de su destino cósmico, produciéndose en ese punto de juntura el chispazo divino.
Y el individuo adquiere por primera vez conciencia real de sí mismo y responsabilidad participante. Comprendiendo la nueva ley que rige los destinos de la liberación interior del hombre.

El Santuario. MG_

Id:1364734009
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com