Domingo 10 de Diciembre de 2017
Renuncias cotidianas.

A diario en nuestras vidas debemos ir renunciando a proyectos en los que hemos puesto toda la energía para llevarlos a buen término y de pronto se desvanecen sin siquiera dejar rastro.
Proyectos que pueden haber sido importantes o simples, pero en ellos hemos invertido la misma potencialidad para crearlos. Lo interesante es no caer en el fácil proceso de decepción, ingresando en un estado de abismo que sólo nos conduce a la desolación.
Desde luego que el primer impacto nos sumerge en ese abismo, pero si estamos conscientes del sentido de renuncia, este será el resorte que nos catapulte para salir de ese estado, generando las fuerzas necesarias para modificar la frustración, las nuevas herramientas, y para ello necesitamos trabajar en nuestro interior.
Hasta hace poco tiempo, todo era estable y definitivo. Nada se podía tocar o modificar del espacio asignado. Para el ser humano, durante siglos, su obra ya estaba escrita.
Ahora en pleno siglo 21, ya no somos dueños de los acontecimientos, no podemos acomodar la realidad a nuestros deseos y menos aún controlar el tiempo de los cambios que superan nuestros esquemas y definiciones.
Ha cambiado el escenario que nos servía de marco y determinaba la estabilidad de nuestros valores. Ha desaparecido, dejándonos desnudos en medio de las fuerzas cósmicas que van modelando nuestro ser.
Todo es nuevo, debemos aprender a encontrar dentro de nosotros los signos del nuevo hombre cósmico incipiente. Ya no tenemos idea de cuál es nuestro papel ni la obra que representamos.
Por esa razón no podemos quedar sumergidos en los abismos que se presentarán día tras día.
Es a través del trabajo interior que comprenderemos el sentido de la renuncia, como clave para avanzar en este vertiginoso transitar hacia la nueva humanidad. MG.


Fuerzas nuevas 2013. MG_


Id:1366460878
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com