Martes 12 de Diciembre de 2017
Jugar.

¿Somos conscientes que la vida es un juego?
¿Que la trascurrimos jugando diferentes roles, de acuerdo a las necesidades de nuestro yo supremo?
Podemos jugar a ser poderosos, a querer llevarnos al otro por delante, intentar manejar la humanidad, a pensar que somos Dioses omnipotentes y nos es permitido transgredir las leyes sagradas que rigen el universo.
Embebidos en la soberbia la realidad pierde su valor. Inmersos en nuestra ignorancia, teñida de ambición, que sólo nos conduce a la desolación y desasosiego.
Si miramos hacia atrás en la historia de la humanidad, a través de los milenios, comprobamos que nadie pudo alcanzar el poder total y supremo, por tres simples razones: no somos inmortales, apenas seres humanos en la etapa primitiva de evolución y crecimiento y, la tercera, la más importante y la que casi todos olvidamos, es que tenemos fecha de vencimiento.


Remolinos cósmicos. MG_


Id:1372632297
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com