Miércoles 13 de Diciembre de 2017
El ejercicio de la meditación.

El hombre moderno en apariencia tan fuerte, seguro de sí mismo en el mundo de relación, se hace como un niño, un tanto temeroso de iniciar el trabajo hacia dentro de sí. En la búsqueda de su centro.
Teme afrontar el abismo desconocido de su sentir interior. Crea en él una resistencia porque piensa que encontrará algo incierto y se siente indefenso al desconocer los elementos a los que deberá enfrentarse.
Pero, cuando comienza el ejercicio de la meditación comprende que brinda a nuestra voluntad, como principio rector, el poder dirigir tanto nuestra actividad humana como espiritual.
Por esa razón, es necesario que cooperemos con nosotros mismos en forma consciente para desarrollar la acción profunda a través de la meditación, que nos transformará, creando nuestra nueva imagen, de hombre nuevo, al incorporar el contenido místico de la oración mental en nuestro diario quehacer.
La práctica de la meditación pone orden y disciplina en nuestra vida, porque va construyendo con su ritmo un método en la forma de pensar y sentir, abriéndonos las puertas de acceso a los Patios del Cielo. MG_


Germen del Hombre Nuevo. - 9 -

Id:1388208007
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com