Martes 12 de Diciembre de 2017
Luz.

Desde el preciso momento que con la fricción de dos elementos se produce una chispa, hemos creado vida.
Si somos capaces de trasladar esa vida nueva, por ejemplo, al pabilo de una vela o encender una hoguera, tendremos la oportunidad de mantener esa vida, esa llama, que podemos utilizar para iluminar los oscuros e insondables recovecos de nuestra mente.
Ese fuego lo podemos mantener durante el tiempo que estemos dispuestos a disfrutarlo, compartirlo.
En su luz, calor y movimiento podemos transmutar pesares, malos pensamientos y encontrar el camino que nos lleve hacia la evolución, para poder apreciar en toda su magnitud nuestro arco iris interior.



Interacción entre cinco Planos Existenciales. MG_

Id:1402144730
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com