Martes 12 de Diciembre de 2017
Libertad.

A medida que la humanidad va cubriendo la tierra con su constante crecimiento y paralelamente al proceso de organización social, cada día nos sentimos más comprometidos en las redes colectivas y somos conscientes de que estamos perdiendo nuestra libertad.
Cuando vivíamos no tan conectados globalmente, separados por grandes distancias y la vida de algunos grupos humanos nos era totalmente desconocida, la existencia se desarrollaba con un sentir más profundo de libertad exterior, así fuera real o ideal.
Al irse comprimiéndose cada vez más las partículas humanas, además del aumento de número por aglomeración en las grandes ciudades.
Esto produce una interferencia recíproca de los campos energéticos a través de las comunicaciones. Esta interrelación disminuye la libertad exterior.
Es lo que ocurre con las moléculas de la materia, que tienen mayor libertad de movimiento en el estado gaseoso, en que la distancia entre las partículas es grande, en estado sólido estas partículas están comprimidas.
Estamos los seres humanos llegando a un estado crítico del goce de nuestra libertad exterior.
Es en este momento cuando debemos de transmutar las presiones externa, en potencial para conseguir la libertad interior.

Señores del Fuego. MG_

Id:1414950752
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com