Domingo 16 de Diciembre de 2018
Ley.

La Renunciación es la Ley de la vida; nadie puede evitarla. Cuando nacemos, quedan olvidadas otras experiencias y entramos en lo desconocido; cuando morimos, dejamos todas las posesiones, los apegos, y nos sumergimos en el misterio. La Renuncia es eso: dejar, dejar y dejar, porque, en realidad, no poseemos nada permanentemente. Quienes toman conciencia de esa Ley, y la adoptan, se construyen un mundo de paz. Quienes no quieren dar, y se aferran a lo que se han apoderado, bienes, afectos, posiciones privilegiadas, etc., generan dolor para sí y para los demás. La muerte es inexorable, y al final, presenta las facturas sin pagar con muy altos intereses. Porque el sufrimiento en el más allá es cien, mil veces más intenso que en la Tierra. La Renuncia Consecuente se impone por justicia cuando el avaro no cede lo que cree que le pertenece. La posesión es el más equivocado, ilusorio y caro de los negocios humanos.

Presencia 11.
Michigel.

Id:1518440510
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com