Martes 12 de Diciembre de 2017
Números y Nombres

La ciencia de los números y los nombres, nos conduce a uno de los niveles más profundos de la comunicación y el simbolismo, que sólo un iniciado avanzado o investigador enfocado comprendería completamente.

Los números y nombres son frecuencias vibracionales, y la sincronicidad asombrosa de éstos es debida a la ley de atracción vibracional.

Muchas de las "coincidencias" número-nombre serán hechas ocurrir conscientemente, pero otras sólo corresponden al campo energético.

La conciencia de la persona o personas, atrae hacia sí campos vibracionales que se sincronizan con la energía que están generando.

Así es cómo creamos nuestra propia realidad, nuestra identidad interior, nuestro campo de conciencia vibrante. Atraemos a otros "campos" -personas, lugares, estilos de vida, experiencias-, que se sincronizan con la energía que estamos generando.

Es una atracción vibracional entre campos energéticos semejantes. Por lo tanto, nuestra experiencia física exterior es simplemente un reflejo de lo que está ocurriendo dentro.

Vibracionalmente, al proyectar nuestras actitudes y emociones, atraemos en consecuencia hacia nosotros personas, lugares, estilos de vida y experiencias que vibran a la frecuencia que estamos proyectando o transmitiendo.

Cuando cambiamos lo que está ocurriendo dentro de nosotros, modificamos nuestra experiencia física, porque uno es reflejo de lo otro. Es esta atracción "magnética", de vibración semejante a vibración semejante, lo que lleva a las personas a vivir en calles de cierto nombre. Porque todo tiene su propia clave vibracional, incluyendo sonidos, números, palabras, colores y nombres.

En magia ritual los sonidos correctos, palabras, conjuros, y colores, son todos usados para crear un campo de energía deseado o campo vibratorio.

El sonido es especialmente importante; y esto explica por qué los fenicios estaban preocupados más con el sonido de sus palabras que con su escritura.

Los mantras, la constante repetición de la misma frase o sonido, son parte de este conocimiento. Y, como todo conocimiento, puede ser usado para bien o para mal.

El entrenamiento de los guerreros samurái, en Japón, incluía la instrucción en producir el grito de pelea "Kiai". Este sonido se supone que causa una caída de la presión sanguínea y parálisis parcial al oyente. Por lo tanto, tenemos un grito de "enfriar la sangre". Sonidos de baja frecuencia de tres a cinco ciclos por segundo pueden matar.

Pero nosotros necesitamos vida. Conociendo el potencial de nuestro nombre, el color, el número que lo rige, la nota musical y la sonrisa interior, contamos con las herramientas para activar en los demás los deseos de despertar hacia el hombre nuevo. MG_

(2007). Señores del sonido. MG_

--
MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com