Miércoles 13 de Diciembre de 2017
• Están guardadas en las piedras y cristales, las formas de pensamiento de la Humanidad desde hace milenios.
• Por el bagaje energético dormido en cada piedra, cristal, al ponernos en contacto con ellas, se activa ese potencial de sutiles vibraciones.
• Con el calor de nuestras manos potenciamos su vibración natural, reconociéndonos, la creamos; al individualizar cada una, existe.
• Al haber activado su potencial nos conectamos con la memoria Akásica almacenada en ella, atrayendo el significado Sagrado desde los albores de la humanidad. En armonía con muestras energías naturales, colaboran en el restablecimiento de nuestros cuerpos.
• Desde hace mucho tiempo que experimento la maravilla de trabajar y estar en contacto con ellas. Disfruto no sólo de la belleza de sus texturas y colores, también de los resultados en las armonizaciones de nuestras energías.
• Ver el trabajo de los Lapidados y joyas creadas, donde podemos disfrutar de toda su belleza. Obras de arte que en algunos casos fueron creadas con funciones específicas.
• En la historia de la Humanidad, las joyas ocuparon un lugar muy especial. Más allá del valor material, tanto las piedras como los metales empleados, sabiamente combinados creados para personajes o eventos especiales, cumplieron roles importantes en todos los tiempos.
• Varias con historias interesantes, otras con eventos nefastos, y algunas que aún perduran manteniendo el poder y protección de sus poseedores.
• Conservan su eterno esplendor generación tras generación, con su carga positiva o negativa transmitida a su memoria por los distintos poseedores, a través de los años.
• Los trabajos con piedras en la actualidad, tanto en joyería como en objetos, realzan su esplendor.
• Al emplearlas para armonización en su estado natural, las vibraciones que emiten son aún más importantes, ya que absorben y transmutan fácilmente las radiaciones negativas que nos desarmonizan, y disuelven las corazas energéticas autogenerados en nuestros cuerpos.
• Desde el Ágata al Cristal de roca, desde las consideradas valiosas a la más sencilla, todas poseen la particular virtud, en su rol de protegernos. Las piedras y cristales son generadores psicotrónicos, activadores de nuestros Chakras, convirtiéndonos en antenas para captar la energía Cósmico – Telúrica con claridad para conectar con la Madre Divina Cósmica. Elevan nuestro ser a regiones más allá de la conciencia.
Michigel.


MG
Michigel.com - 2010 - mail: info@michigel.com - Tel.: International +54 9 115 732 5651, Argentina 155 732 5651 - Desarrollado por HelpForMyWeb.com